Hospital de Sant Pau, Barcelona

El nuevo Hospital de Sant Pau consta de dos zonas claramente diferenciadas. Una contiene el programa destinado a servicios y el otro ocupa la zona de hospitalización.

Estas dos zonas están unidas por una de “intermedia” que actúa como vestíbulo de relación. Por un lado, el edificio de servicios y consultas, da fachada y se apoya en la calle Mas Casanovas asumiendo el papel de edificio límite de la parcela.

Por otro, la zona hospitalaria se formaliza como los “dedos” de una mano que se introducen en el espacio verde que lo separa del antiguo hospital. Así, se consigue una menor escala del edificio y una relación más sutil con los antiguos pabellones.

El uso de carpinterías de acero fue necesario para proporcionar una mayor resistencia en las puertas de acceso a las zonas públicas, de grandes dimensiones.