Filmoteca, Navarra

El edificio de la sede de la Biblioteca y Filmoteca de Navarra se encuentra en un límite claramente definido por el final del tejido residencial del barrio de Mendebaldea. La fragmentación del volumen virtual del edificio se debe también a la implantación de un nuevo espacio público, un gran vestíbulo exterior hacia el futuro parque que, con una suave pendiente, define una superficie pavimentada que seria la posible zona de actos culturales y proyecciones de películas al aire libre.

Desde el acceso principal del edificio, en la esquina noreste, se definen dos ejes de circulación. Uno estos ejes de acceso sigue la sección transversal del edificio y relaciona la zona de acogida con el espacio público de nueva creación, a través de unas rampas y escaleras que también dan acceso a la biblioteca infantil, y a la zona de actividades culturales.

El otro eje de circulación interior del edificio es el que sigue su sección longitudinal, y es exclusivo de los espacios de uso público de la biblioteca. Este elemento se conforma a través de una rampa que arranca desde este vestíbulo ligado al nuevo espacio público y relaciona todas las dependencias de la biblioteca hasta la segunda planta, donde se entrega a una plataforma interior que se sitúa sobre una de las salas de lectura. Los elementos exteriores de las fachadas de estos ámbitos, que procuran una protección solar pasiva de los cerramientos de cristal, también contribuyen a conformar una mirada desde el interior que enmarca la propia realidad material del edificio.