Centro de interpretación de la Naturaleza, Vitoria

El proyecto del Centro de interpretación de la Naturaleza en Vitoria  nace desde unos puntos de partida atrayentes como un parque natural inmediato a una gran ciudad, un lugar donde entrar en contacto y comprender lo que más adelante se va a encontrar en el humedal, pero sobre todo una puerta de entrada al parque y la oportunidad de lanzar una apuesta que se sabe difícil de cubrir, pero con una desinhibición propia de los concursos, que ayuda a arriesgarse y exigirse llegar donde nunca antes se había siquiera intentado llegar.

A partir de ahí, el norte es claro: La voluntad de lanzar al edificio más allá de sus límites, volando sobre una balsa que permita situar al visitante en un lugar privilegiado: metido de lleno en el Parque de Salburua, olvidada la ciudad que deja a sus espaldas, sobre el agua, en un punto al que no podría llegar de otro modo.

La gran dificultad del proyecto estribó por tanto en tantear cuáles eran las leyes posibles y coherentes con un principio de construcción arriesgado. Para llevarlo a cabo se optó por una compleja estructura de madera y una solución de carpintería de acero con sistema JANISOL de JANSEN, que permite unas prácticas y espectaculares puertas replegables de suelo a techo que permiten apreciar la belleza del entorno en toda su extensión y unas elegantes puertas en la entrada principal que destacan por la altura que alcanzan y la sensación de esbeltez que transmiten. Después, construir fue un placer.